sábado, 31 de diciembre de 2011

2011

Decía el año pasado, en un día como hoy, en el que me gusta hacer balance, que a ver si en 2011, un 11... y se ha cumplido, la verdad. Cuando pensaba hace un rato (son ahora las 19.45), consideraba (a pesar de que uno casi me da el año... porque donde estaba reflexionando, en un oratorio o capilla, estaba un amigo que se ha puesto a hablar en voz baja, pero audible, y yo para mí diciendo, verás tú, que me da el fin de año...); decía, que consideraba que ciertamente, ha sido un año que se han superado expectativas que no podía ni llegar a imaginar. Me quedo con dos hechos, ambos reflejados en mi corta actividad bloguera, la defensa de la tesis (y la tesis en general) y la participación con los profesores universitarios en El Escorial, en las JMJ. Eso sí, si me quedo con una realidad o consideración para 2011, es el valor de la amistad, con un agradecimiento profundo. Y ahora 2012, con un in crescendo continuo, que el ritmo no pare!!!